lunes, 26 de marzo de 2012

ENTREVISTA: LARA ÁLVAREZ


La presentadora Lara Álvarez se embarca en un nuevo proyecto personal y profesional. Estará esta temporada con los pilotos de motociclismo para llevar el espectáculo de las dos ruedas a la audiencia de Telecinco y, por ende, Mediaset Sport, que hace su puesta a punto con el Campeonato del Mundo de MotoGP.

—¿Cómo afronta ese nuevo reto?
—Con mucha responsabilidad, pero también con muchas ganas y humildad. Es verdad que es mi primer Mundial, pero voy de la mano de buenos profesionales. Hemos tenido la suerte de poder contar con tiempo para hacer un producto que le va a gustar al espectador. TVE lo hizo muy bien; tenemos que recoger ese legado. El reto es que la gente también conozca el lado humano de los pilotos.

—¿Seguía antes las carreras?
—Sí, aunque no había podido involucrarme tanto en el motociclismo. Es verdad que el cambio es grande.

—La vimos en su bautizo en la mítica concentración motera de Pingüinos, ¿le gusta ese ambiente?
—Me lo pasé muy bien. Desde el primer momento los moteros nos han arropado como si fuéramos ya parte de la familia. Eso es lo que más te llama la atención: las facilidades y predisposición.

—Pero los famosos tienen un poco de fama de machistas...
—No he sentido mal rollo en ningún momento. En absoluto. No lo he notado. Al contrario. Todo el mundo es muy cercano. Al final es un deporte que se vive o no se vive. Y da igual que seas hombre o mujer. En la concentración de Harleys de Barcelona aluciné ver a esas chicas tan finitas que son capaces de levantar el peso de una moto con su cuerpo.

—Mójese: ¿este año habrá un español al frente de la categoría reina?
—Todavía es pronto, pero las sensaciones de los pilotos son positivas. Como dice Ángel Nieto, ¿por qué no? Están muy fuertes. Viñales ha sido el más rápido en Moto3. Márquez y Pol Espargaró han estado también muy fuertes. Con Pedrosa, Lorenzo... tenemos cantidad de campeones para poder estar al frente.

—¿Cómo se pueden acercar las motos a lo conseguido en la Fórmula 1?
—Detrás de cada piloto hay una historia, no solo de ellos; el esfuerzo de las familias, cómo entrenan, cómo lo viven, cómo se recuperan de una caída... No solo es ver al piloto en un circuito; es mostrar que tienen sus miedos, ver cómo duermen y consiguen relajarse. Yo quiero que mi madre se siente a ver una carrera, que nunca lo ha hecho, y que le enganchen esas historias. Quiero que cuando llegue una carrera y vea a un piloto diga: «Pues de pequeño le pasó esto o lo otro...».

No hay comentarios:

Publicar un comentario